jueves, 27 de agosto de 2015

Lunes 24 de Agosto de 2015: nuevo "Flash Crash" en el mercado USA


En la apertura del mercado americano del lunes 24 de agosto tuvo lugar un nuevo "flash crash", algo que no acontecía de manera tan importante desde la crisis del año 2010. El Nasdaq se dejaba en la apertura casi un 7,72% cerrando la sesión en una caída del 3,52%. 

La medalla de oro a la volatilidad ese día (con el índice VIX completamente disparado, como en la crisis de hace unos años, pero este índice no lo voy a analizar en este artículo) se la llevó un ETF, y no hablamos de ETFs desconocidos e ilíquidos de los que se intercambian unas pocas veces al día, sino del iShares S&P Conservative Allocatn Fd ETF (AOK), un ETF sólido, hasta hace una semana con muy poca volatilidad, que cotiza en el NYSE ARCA. Hubo otros casos similares ese día (entre otros Guggenheim S&P 500 Equal Weight ETF y PureFunds ISE Cyber Security ETF) pero por la magnitud de la caída me quedo con el iShares S&P Conservative Allocatn ETF como ejemplo.

En primer lugar debemos entender que es un flash crash y eso es algo muy sencillo de comprender. Un flash crash es una respuesta completamente desproporcionada del mercado que dura unos pocos segundos o minutos y que hace que la cotización se desplome para a continuación y con la misma rapidez volver a sus niveles ordinarios, como si no hubiera pasado nada. El trading de alta frecuencia está muy relacionado con el término.

Este tipo de actuaciones quienes las saben aprovechar literalmente se "forran", si bien el problema es que suelen ser las manos fuertes con sus softwares de trading de alta frecuencia las que las identifican con la rapidez suficiente como para sacarle provecho. Hablando en lenguaje coloquial es como si una persona manipula el mercado a su antojo para sacarle doble provecho, tanto en la caída como en la subida, multiplicando el beneficio por dos en un intervalo muy corto de tiempo.

Vamos a ver lo que le ocurrió al iShares S&P Conservative Allocatn Fd ETF

El viernes 21 de agosto cerraba su sesión a 31,81 USD. El lunes 24 de agosto abría la cotización en 31,31 USD a las 09:30 hora NYC. A las 9:52 estaba cotizando a 15,00 (nunca en la historia de este ETF la cotización había marcado esa cuota, ni cuando se lanzó al mercado a finales del año 2008); a las 10:26 la cotización marcaba 31,60 para cerrar la sesión en 31,48 USD. 

Desde las 10:26 al cierre de la sesión la cotización se movió no más de 30 céntimos de Dólar. Entre las 09:30 y las 10:26 la cotización perdió más de un 50% de su valor y a continuación subió más de un 100%. Luego la sesión transcurrió como si no hubiera pasado nada.  

Haz click sobre la siguiente imagen para verla en grande:


Todos aquellos que tuvieran puestos stop loss en cotas inimaginables de alcanzar en el medio plazo se encontraron de repente pillados en el valor con pérdidas de hasta el 50% para comprobar asombrados como a mitad de la mañana el valor estaba cotizando en el precio que solía. En este tipo de situaciones acontece la barrida de stops por el efecto dominó. Empiezan a saltar stops, lo que hace que la cotización baje más al salir al mercado esas ventas derivadas del salto del stop, lo que conlleva que caiga más la cotización y alcancen nuevos stops y así sucesivamente en el caso del ejemplo hasta llegar a 15,00 donde probablemente nadie tuviera un stop puesto ya que la cotización nunca habí alcanzado esa cota. Si a esto le añadimos el ánimo especulativo de los grandes del mercado utilizando métodos como el "spoofing" pues la jugada está hecha. El trading de alta frecuencia se aprovecha del arbitraje que aparece en este tipo de situaciones para inclinar la balanza a su favor, ganando mucha pasta.

No es de extrañar que meses después intenten buscar a un culpable para calmar al mercado como el caso del broker Sarao en el flash crash de mayo del 2010 y hagan la parafernalia de juicios y demás historias para definir al mercado como un mecanismo sin anomalías cuando todos sabemos cómo es realmente y cómo los reguladores suelen hacer la vista gorda en estas situaciones sobre todo con las grandes empresas como Goldman Sachs, JP Morgan, y un largo etcétera. Identificamos a un broker particular que opera de manera independiente y ya está el problema resuelto, ¡así tal cual, como si fuera tan fácil la cosa! Os recomiendo leer este artículo sobre compañías de trading de alta frecuencia.

Y como la bolsa es como casi un juego de suma cero (y digo casi porque al existir más miembros en el mercado además de compradores y vendedores, por ejemplo los brokers que también quiere su parte del pastel, no podemos encuadrarlo directamente en ese modelo) lo que gana uno lo pierde otro y casi se puede asegurar que los grandes beneficiados de este tipo de estrategias son las manos fuertes los que consiguen en unos minutos rentabilidades que pueden llegar a duplicar el capital inicial en detrimento de los inversores particulares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario